Tipos de jamón ibérico y sus diferencias

No cabe duda de que un buen plato de jamón ibérico es una delicia para el paladar. Pero ¿tienes claro qué tipos de jamón ibérico existen y qué hace diferente a uno de otro? Seguro que como a muchos de nosotros rondan por tu cabeza conceptos como de bellota, cebo o denominación de origen, pata negra…

Para tener las cosas bien claras, te damos las pautas para que distingas las diferentes opciones  y disfrutes de sus peculiaridades. 

Tipos de jamón ibérico por raza y alimentación 

Los dos aspectos clave para distinguir los tipos de jamón ibérico son por el grado de pureza de la raza ibérica y según el tipo de alimentación que ha tenido el animal. 

Al hablar de pureza de raza debes saber que se llama ibérico solo a los productos procedentes de los cerdos de raza ibérica. Una raza autóctona de la península ibérica y que, por tanto, no se da en ningún otro lugar. 

El cerdo ibérico es un animal de tamaño mediano, pelo corto y color oscuro; de ahí que la pezuña sea negra y se hable también de jamón de pata negra. 

Según la pureza de la raza se distinguen 2 tipos de jamón ibérico: 

  • Jamón 100% ibérico
  • Jamón cruzado. Ibérico más otra raza de cerdo blanco y hay que indicar el porcentaje de cruce. 

La otra característica por la que se distinguen los tipos de jamón ibérico es por la alimentación. Aquí hablamos de tres distinciones:

  1. Jamón de bellota. Son los cerdos ibéricos criados en las dehesas de manera libre y que durante sus últimos meses de engorde han comido pastos naturales y bellotas. 
  2. Jamón de cebo de campo. Son cerdos ibéricos criados en libertad y alimentados con pastos naturales, pero también con piensos. 
  3. Jamón de cebo. Son los cerdos ibéricos que se han criado en granjas y que han sido alimentados con piensos de cereales y legumbres. 

Las características de su raza y su alimentación hace que su carne tenga grasa entreverada y rica en ácido oléico que la hace más jugosa, aromática y con una textura más delicada.  

Tipos de jamón ibérico por su DOP

Otra forma de distinguir qué tipos de jamón ibérico comemos es por su Denominación de Origen. Según el reglamento del Parlamento Europeo y su Consejo sobre los regímenes de calidad de los productos agrícolas y alimenticios se define como Denominación de Origen Protegida a un producto originario de un lugar o región determinada. Un producto que reúne unas características que se deben fundamentalmente o exclusivamente a un medio geográfico concreto y cuyas fases de producción tienen lugar en su totalidad en dicha zona geográfica. 

Teniendo en cuenta esta definición en España podemos disfrutar de 4 tipos de jamón ibérico procedentes de 4 DOP:

  1. Jamón ibérico de Guijuelo (Salamanca)
  2. Jamón ibérico Dehesa de Extremadura
  3. Jamón ibérico Jabugo (Huelva)
  4. Jamón ibérico Los Pedroches (Córdoba)

Ahora que ya tienes la información, ya puedes disfrutar de un delicioso plato de jamón ibérico.