Pautas para cortar jamón ibérico en casa

Se aproxima la Navidad y con ella las reuniones con familiares y amigos y qué mejor forma de celebrarlo que un buen plato de jamón ibérico. Para triunfar y sacar lo mejor de este excelente producto te ofrecemos unas sencillas pautas para cortar jamón ibérico en casa. 

Coloca y prepara el jamón 

Una vez más el jamón puede ser la estrella de las reuniones navideñas y este año, si la situación de la pandemia lo permite, estamos aún más deseosos de volver a juntarnos y compartir mesa con nuestros seres queridos. 

Para obtener el mejor sabor de nuestro jamón ibérico es esencial saber cortarlo adecuadamente. De otra manera se pueden perder sus matices y rasgos distintivos. 

Lo primero que hay que hacer es colocar la pieza en un jamonero para facilitar su manipulación. Hay diversos modelos pero principalmente se distinguen tres modelos: los jamoneros horizontales, los verticales y los de colgar. La elección de uno u otro dependerá del espacio que tengas y de cómo te apañes mejor. 

El tiempo de consumo importa

Un dato que hay que tener en cuenta antes de colocar el jamón es calcular el tiempo medio de consumo. Una paletilla puede pesar entre 3 ‘5 y 5 kilos y un jamón entre 5 y 9 kilos.  A este datos hay que añadir que se calcula que el consumo familiar de un jamón puede situarse en torno al mes y medio o dos meses, mientras que el consumo en restauración puede ser de menos de 3 días

Esto es muy importante para decidir cómo colocamos el jamón en el jamonero. Para un consumo familiar es aconsejable comenzar por la babilla, colocando el jamón con la pezuña hacia abajo. Esta es la parte más curada del jamón y así evitamos que se reseque más. 

Empieza a cortar jamón ibérico en casa

Una vez colocado el jamón llega el momento de empezar a cortar el jamón ibérico en casa. Con ayuda de un cuchillo descortezador hay que empezar a limpiar el jamón. Hacer un corte en la parte superior, el jarrete, para marcar la zona y que sirva de tope al cortar. 

Después hay que ir limpiando en función de lo que se vaya a consumir. Y, un consejo importante, quitar siempre la grasa amarilla. Esta grasa suele estar rancia y daría mal sabor al jamón. 

Ahora es cuando se comienza de verdad a cortar el  jamón ibério. Hay que mantener el cuchillo jamonera plano, deslizándolo suavemente. Es mejor empezar a cortar lo más cercano a la pata y terminar en la parte más cercana a nosotros. 

Un corte a cuchillo es la mejor forma de sacar los sabores y esencias a un buen jamón ibérico. Al ser más pausado hace que se vayan produciendo microroturas en las fibras del jamón que ayudan a que se liberen los compuestos aromáticos de la grasa y el magro. 

El resultado de cortar jamón ibérico en casa es poder disfrutar de unas lonchas con sabor intenso y máxima jugosidad.