¿Qué es una paleta ibérica de cebo?

Las dudas nos asaltan a todos cuando vamos a comprar un producto ibérico. Aunque es algo muy nuestro y muy conocido, lo cierto es que muchos de nosotros no tenemos las cosas muy claras con tanta etiqueta, color y porcentajes. Hoy vamos a centrarnos en describir qué es una paleta ibérica de cebo, una de las maneras más económicas de degustar un verdadero ibérico. 

Información más precisa para el cliente

Los etiquetados en los productos ibéricos tienen por objetivo proporcionar la mejor información a los consumidores sobre el producto que van a tomar. De ahí que la nueva normativa, que se aprobó hace ya algunos años en el Consejo de Ministros, especifique las calidades de manera muy precisa. Con ello lo que se busca es evitar el fraude en la venta de estos productos. 

Qué es una paleta ibérica de cebo 

Para saber qué es una paleta ibérica de cebo hay que comenzar por diferenciar entre paleta o paletilla y jamón. La paleta es la pata delantera del cerdo, mientras que el jamón es la pata trasera. Obviamente la paleta es una pieza más pequeña que puede pesar entre 3 y 5 kilos. Tiene menos carne y aprovechamiento, ya que hay que descontar el hueso y la grasa. 

Lo siguiente a considerar son lo que podríamos decir, los apellidos de la paleta: ibérica de cebo. Para explicar lo que significan hay que hablar de la raza del animal y de la alimentación que tiene. 

  • Raza ibérica. Los productos que llevan en su nombre “ibérico” son aquellos que son 100% ibéricos, al 75 o al 50%. Es decir, los dos padres eran también de raza ibérica o han sido cruzados con cerdos blancos, habitualmente de raza Duroc. El porcentaje de pureza de raza debe indicarse en las etiquetas de manera visible. 
  • Alimentación del animal. Otro de los aspectos clave para saber qué es una paleta ibérica de cebo es conocer el tipo de alimentación que ha tenido el animal. Aquí la normativa vigente establece 3 tipos:
  1. Jamón de bellota. Son cerdos ibéricos criados en libertad y que, sobre todo, han pasado los meses de montanera al aire libre en las dehesas. En ellas han pastado comiendo principalmente bellotas. 
  2. Jamón de cebo de campo. Estos cerdos como los de la categoría anterior han pastado una temporada por las dehesas comiendo piensos naturales. Pero después han vuelto a comer piensos compuestos hasta alcanzar el peso óptimo. 
  3. Jamón de cebo. Son cerdos ibéricos que solo se han alimentado a base de piensos de cereales y legumbres y han pasado su vida en las granjas. 

En resumen, si te decides a comprar una paleta ibérica de cebo vas disfrutar de una producto de gran calidad, con los sabores y matices especiales de la raza ibérica y al ser de cebo, es decir, criado en granja, será más económico. Un producto rico y bueno a buen precio.